Una nueva teoría de por qué colapsó la civilización maya: por una guerra civil


Una de las mayores civilizaciones que han habitado nuestro planeta sigue generando ríos de tinta, especialmente por el gran misterio que la envuelve: ¿por qué desaparecieron?


Los mayas son una de las civilizaciones más misteriosas de todos los tiempos. Dominaron buena parte de mesoamérica durante más de dieciocho siglos, pero nadie ha conseguido ofrecer una explicación plausible de por qué una cultura tan poderosa en lo económico y en lo militar colapsó de manera tan fulgurante y contundente. Ahora, una nueva teoría apunta a que el fin de los mayas pudo deberse a un conflicto bélico: una guerra civil en toda regla.



Un cráneo maya que fue utilizado como trofeo bélico por guerreros enemigos. (EFE)

Muchas de las explicaciones que los expertos han tratado de ofrecer sobre qué es lo que pudo llevar a que una cultura como la maya desapareciera del mapa de la noche a la mañana han tenido que ver con elementos relacionados con la naturaleza. Unos, defienden que la principal responsable del colapso fueuna gran sequía; otros, que fue la sobreexplotación de recursos naturales; y, los más, una concatenación de situaciones. Y, ahí, entra la teoría de los conflictos bélicos.

El arqueólogo Gabriel D. Wrobelen ha sido el último en confirmar que se han encontrado restos de cráneos mayas por diferentes países latinoamericanos, todos ellos utilizados como trofeos. O, dicho de otra manera, las excavaciones llevadas a cabo en países como México, Belice, Guatemala, Honduras o El Salvador, entre otros, han confirmado que guerreros de diferentes puntos vencieron a los poderosos soldados mayas, según explica en 'The Conversation'.

Durante los últimos años, las excavaciones llevadas a cabo en diferentes puntos han revelado información importante que puede servir para explicar por qué los mayas desaparecieron de la faz de la Tierra. Y es muy posible que, cuando más debilitados se encontraban, muchos clanes rivales de diferentes regiones decidieran levantarse en armas contra ellos, representantes del poder. ¿El resultado? El fin de los clanes más poderosos a manos de guerreros rivales.




Y es que se han encontrado en diferentes enterramientos collares con trozos de cráneo de la civilización maya, 'joyas' que los grandes guerreros llevaban colgadas de su cuello para representar su poder y para 'asumir' el potencial bélico de sus rivales derrotados. Una teoría plausible que encaja a la perfección con el arte maya de sus últimos años, donde son habituales las decapitaciones y ejecuciones de rivales, prácticas que también pudieron llevar a cabo sus enemigos con ellos.

Trofeos de guerra

De buena parte de estos tesoros descubiertos, los expertos indican que hay muchos puntos en común: una vez derrotado el guerrero maya, se troceaba su cráneo y se aplastaba con piedras hasta dejarlo plano. Una vez hecho, en muchas ocasiones se agujereaba para poderlo atravesar con cordajes de cuero y convertirlo en collares. Incluso se han encontrado casos en los que se ha llegado a pintar el hueso. Un trofeo para demostrar su poderío bélico.




No en vano, los análisis realizados a través de 'Lidar' en diferentes ciudades mayas han confirmado que en el último periodo de los mayas se levantaron muchas construcciones defensivas, fortificaciones con el objetivo de protegerse de posibles ataques rivales. Un posible debilitamiento por falta de recursos pudo dar lugar a que sus enemigos decidieran levantarse en armas contra ellos y liquidar una de las culturas más misteriosas de todos los tiempos.

Fuente: ElConfidencial



Logo de Fundación Maat

26001 Logroño, La Rioja. España
Email:
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Últimos Tweets

@FundacionMaat

Contáctanos

© 2013 Fundación Maat. Todos los derechos reservados.

Diseño y programación: Pludo diseño on/offline

Volver arriba